Ir al contenido principal

RECURSOS PARA EDUCADORES

Los niños y niñas son los futuros guardianes del planeta y los tapires o dantas son excelentes embajadores de la biodiversidad para facilitar la educación ambiental. De la mano de estas fascinantes criaturas es fácil transmitir a los escolares conocimientos sobre la importancia de mantener un ambiente sano y los retos de la conservación de la naturaleza.


Desde su constitución en el año 1999, la Fundación AndígenA ha puesto en marcha un Componente Educativo en cada iniciativa de conservación desarrollada. Transcurridas más de dos décadas, el impacto positivo de esta labor ha llegado a varias generaciones de niños y niñas en Venezuela y otros rincones del planeta. Actualmente, y como parte de nuestro “Proyecto Danta”, sostenemos las labores divulgativas de “La Casa del Tapir” mediante el desarrollo de contenidos, herramientas educativas prácticas, materiales didácticos y actividades dirigidas tanto a docentes como a escolares.


Para actualizar y compartir los contenidos educativos, trabajamos en sinergia con centros de educación básica y media diversificada, departamentos de educación ambiental de las administraciones públicas y otras organizaciones que igualmente mantienen iniciativas de afines orientadas a la conservación de especies amenazadas.


Acá compartimos una muestra de materiales que pueden usarse libremente como apoyo a sus actividades pedagógicas en el aula. La mayoría de los documentos están en formato pdf y permiten su impresión en papel en caso de ser necesario.


Nos gustaría, así mismo, recibir sus opiniones o comentarios para mejorar los contenidos y transmitir información más eficiente al público no familiarizado con la temática científica o ambiental.


"Al final conservaremos sólo lo que amemos; y amaremos sólo lo que entendamos; y entenderemos sólo lo que nos hayan enseñado". Baba Dioum, ingeniero forestal senegalés.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CUENTO: CORAZÓN DE DANTA

Compartimos este cuento de Renato Agagliate publicado originalmente en el número 264 (Año XXVII) de la Revista Tricolor (Revista Venezolana para Los Niños), octubre de 1976. Caracas, Venezuela. CORAZÓN DE DANTA Por Renato Agagliate La Danta salió del caño y echó a andar derecho, derechito, como hace ella, hacia el corazón de la selva. Pero, bueno… ¿será que la selva tiene corazón? No sé… La que sí tenía, y bien grandote, era esta Danta que acabo de mentar: un corazón tamaño lechosa , color moriche, sabor a yuvía … Recta e incontenible, iba hacia el comedero, cuando desde una rama le dijo un sietecolores: - Tía Danta: ¡párate un instante y mira qué bello plumaje tengo! Dicen que mis alas fueron injertadas con el arco iris. - No puedo – contestó la Danta, y siguió. - Un ratico tan solo – suplicó el pajarito – mis colores pondrán luz de alegría en tus ojos tristes. Pero la Danta, como si nada, seguía andando. Más adelante le salió al paso un arrendajo. - ¿Qué te parece esta melod

UNIDOS POR LAS DANTAS DEL WARAIRA REPANO

En La Casa del Tapir estamos contentos de compartir una nueva presentación educativa para promover el conocimiento e interés por la conservación de la Danta ( Tapirus terrestris ) en el Parque Nacional Waraira Repano (también conocido como El Ávila) en Venezuela. Esta área protegida resguarda una de la poblaciones de Dantas en mayor riesgo de extinción al norte de Sudamérica. La presencia de estos grandes mamíferos fue destacada en la zona durante el siglo 19 por reconocidos naturalistas, entre ellos Juan Manuel Cajigal, Karl Moritz y Nicolás Funck. Abundante en el pasado, hoy estas criaturas son casi un recuerdo fugaz en las montañas Waraira Repano. De hecho, aunque este parque nacional está rodeado de una megalopólis como la Gran Caracas, reconocer la presencia actual de Dantas en la zona es motivo de asombro para la mayoría de las personas. La presentación informativa en formato pdf " La Danta en el Waraira Repano " es parte de la estrategia de educación ambiental que lle

SHERYL TODD: UNA VIDA POR LOS TAPIRES

Sheryl Todd nació el 6 de mayo de 1949 en Corona, California, Estados Unidos de América. Desde niña manifestó una fascinación particular por los tapires o dantas cuando en compañía de su mamá visitaba el zoológico de San Diego en California. La pequeña Sheryl creció y ese interés se mantuvo latente en su interior hasta que un día del año 1968 vio en compañía de su pareja Robert “Bob” Wilson la película “2001: Odisea del Espacio” del director Stanley Kubrick. Ahí aparecían unas criaturas extravagantes que llamaron la atención de Bob, quien se preguntó “qué eran esas cosas”, a lo que Sheryl respondió: “son tapires”. Ese momento fortuito marcaría el resto de la vida de Sheryl… Sheryl Todd Esa fascinación por los tapires motivó a Sheryl y a Bob a adquirir en unas semanas un bebé tapir común sudamericano para tenerlo como mascota, al que llamaron “Stanley K.”. Dos años después, el reconocido biólogo Russ Mittermeier (fundador de la organización Conservación Internacional) contactó a Sheryl